Compulsiones, drogas y otros vicios

Querer escapar de la <<realidad>>, olvidarse del sufrimiento y los problemas, sentirse más conectado, eliminar las inhibiciones o encajar en un grupo social, son las principales razones de las personas para usar drogas, alcohol o estupefacientes, es algo momentáneo que suele dejar un gran malestar en corto tiempo y a la larga causar la muerte.

Nuestra sociedad y su condicionamiento, ha llevado a la humanidad a buscar escapar de algún modo, la forma más fácil que han encontrado, son las drogas, pero nuestro cuerpo es una maravillosa fábrica de químicos por sí misma, puede crear cualquier estado sin necesidad de agregar algo más.

No me las doy de santo, llegue a probar varias de ellas, pero hoy veo con claridad que solo era algo que hacía por tratar de escapar, de pertenecer a un grupo o de no pensar, las ilusiones de la carencia, la escasez y la separación, causan un sufrimiento poco natural en el ser humano, lo peor, es que son solo eso ilusiones, historias que nos cuenta la mente, la sociedad y cualquiera que se pueda “beneficiar”.

Cualquier droga o vicio, va en detrimento de nuestra propia naturaleza y nos aleja de nuestro ser, un doctor que llegue bien borracho o pacheco a una operación no es alguien que, ni los que se enorgullecen de llamarse así, aceptarían para operar a sus seres queridos, no está en sus facultades. El ser humano trata de mejorar su experiencia de vida constantemente, pero la única forma real de lograrlo es al elevar nuestras facultades, las drogas y otros vicios, hacen lo contrario, deterioran nuestro potencial humano, el pensar, el recordar, los sentidos y todo lo que nos hace únicos y especiales, se ve en detrimento y esto va aumentando con el tiempo.

Creo que el origen de la adicción y lo que busca cada persona es distinto, por eso pienso que el amor, la aceptación y la compasión, pueden ser de mucha ayuda, yo no estoy en contra de nada, pero sí sé, que no puedo alentar algo que destruya las facultades humanas y los vuelva más controlables y dependientes de algo externo para vivir.

Cuando te encuentras en totalidad, cuando la consciencia está presente en cada momento ya no necesitas ninguna sustancia para simular un estado de felicidad, hoy me gusta crear mi realidad en un estado presente y consciente, disfrutarla plenamente y para eso entre menos alteraciones sufran mis capacidades y facultades, mejor.

Nadie cambia y nadie escarmienta realmente en cabeza ajena, no podemos forzar el cambio en las personas solo porque tenemos la etiqueta de que es algo malo o bueno, se necesita paciencia, comprensión, comunicación abierta, sin juicios, aceptación y mucho amor para entender la raíz de estas adicciones, hay que dejar de generalizar y de tratar a todos igual, nadie es igual a nadie.

Solo la vida misma puede mostrarte el camino cuando estás dispuesto a ver más allá de tus compulsiones, sólo el entendimiento y la comprensión, te pueden dar aquello que necesitas para alejarte de ellas, sé natural, sé tú, ámate y acéptate, atrévete a ser vulnerable y crea en totalidad, cuando veas todo tu potencial y todo lo que estás dejando ir por unos minutos de placer ficticio, te darás cuenta que la vida es mucho más bella y plena que solo eso.