El Perdón puede cambiarte la vida.

“Para el que sabe ver, todo es transitorio; para el que sabe amar, todo es perdonable.” – Krishnamurti.

Perdonar es algo maravilloso, liberador, te conecta con tu esencia, sé que a veces puede costar trabajo, pero debes entender que perdonar no es algo que haces por alguien más, si no por ti, para ti, desde ti. Perdonar es una facultad divina, cuando soltamos y fluimos, toda resistencia y toda dualidad comienza a desaparecer, cuando acumulamos rencores y recuerdos, se convierten en pesadas cargas que no te permiten fluir.

“Buda tenía un primo perverso, se llamaba Devadatta, siempre estaba celoso y se empeñaba en desacreditarlo.

Un día, mientras Buda paseaba tranquilamente, Devadatta arrojó a su paso una pesada roca con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca cayó al lado de Buda y no le hizo daño.

Buda se dio cuenta de lo sucedido, pero permaneció impasible, sin perder la sonrisa. Días después, volvió a cruzarse con Devadatta y lo saludó afectuosamente. Muy sorprendido, este le preguntó:

– ¿No estás enfadado?

– No, claro que no.

Sin salir de su asombro, Devadatta le preguntó el por qué.

A lo que Buda le respondió:

– Porque ni tú eres ya, el que arrojó la roca, ni yo soy ya, el que estaba allí cuando fue arrojada. “- Relato Budista

Como podemos ver todos cambiamos, todo el tiempo, yo no soy el mismo que cuando empecé a escribir este libro, ni tu cuando lo comenzaste a leer, todos los rencores y lo que guardamos de nuestro pasado, no tienen ninguna utilidad real en nuestra vida, nos frenan y se convierten en un lastre de nuestra propia existencia.

El perdón te vuelve libre y es para ti

El Perdón te Libera

Se que hay situaciones que podrían parecer imperdonables, pero recuerda que es por y para ti, este perdón, no se trata de olvidarte de todo y hacer como que nada pasa, simplemente es aceptar las cosas como son, el karma se hará cargo del resto y tú podrás vivir con tranquilidad, se trata de soltar y aprender la lección, no caer en lo mismo, sin generalizar, quien sea que creas que te haya hecho algo, se lo hizo a sí mismo también, ya que estamos conectados, podemos perdonar lo que se nos hizo a nosotros, pero no lo que se hicieron a sí mismos y no es nuestra responsabilidad hacerlo.

Recuerda que cada uno tiene un nivel de consciencia distinto y sus acciones y palabras provienen de dicho nivel, nada de lo que se haga o diga tiene porque afectarte, solo si tú lo permites, si te regalan un caballo y no lo aceptas.

¿De quién es el caballo?

Sigue siendo de quien trato de dártelo, porque no lo aceptaste, entonces lo mismo con las palabras y las acciones, tómalas como un regalo de quien vienen, y no aceptes aquello que no resuena contigo, haya o no haya intención o dolo detrás de ellas, es algo que a ti no tiene por qué importarte. Solo es personal aquello a lo que tú le das poder y conviertes en personal, solo aquello que permites que te afecte, lo hará.

 

Te recomendamos leer: La Mente

Nos encantará leerte déjanos tus comentarios en esta página y síguenos para saber más.

Ver detalles del libro: La Era de la Consciencia – Edgar Bravo (Edy Bravo)

La era de la consciencia el libro de Edgar Bravo - Edy Bravo

¡Comprar el libro en Amazon!