Compasión

“Todo amor genuino es compasión, y todo amor que no sea compasión es egoísmo.” – El mundo como voluntad y representación (1819), Arthur Schopenhauer

La compasión es otro de los términos que se han ido deteriorando con el tiempo, ten compasión, es algo que se usa normalmente como sentir lástima por alguien, la compasión es algo que no puedes tener, no es una propiedad ni tiene sentido de pertenencia alguno, la verdadera compasión proviene del amor más puro y la empatía más elevada. Cuando somos empáticos con los demás, significa que no solo entendemos su situación, sino que además nos conectamos con ella, hay casos donde médicos con un alto grado de empatía comienzan a experimentar los síntomas del paciente. La compasión va más allá, es la capacidad de ponerse en el lugar del otro sin experimentar el sufrimiento, desde un lugar de amor total y comprensión, con una firme esperanza de mejora, sin juicios, ni falsa superioridad de ningún tipo.

La compasión es algo que nace de lo más profundo de tu ser, que puedes dar sin miramientos, no se trata de a quien se la das, es algo universal que fluye como manantial desde tu ser, la compasión es uno de los estados más sutiles del ser, por ello se utiliza frecuentemente en meditación, en energía pura, de alta frecuencia: gratitud, amor, compasión y plenitud, son en ese orden 4 de los más elevados estados de vibración que existen, por esto también facilitan el proceso de sincronización coherente entre corazón y cerebro, del que hablamos en el capítulo anterior.

“En este mundo el odio nunca ha disipado al odio. Solo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable.” – Sutra Budista

La luz disipa la oscuridad, y la oscuridad es el odio. ¿Cómo ganar la luz? Meditando en el amor y la compasión. Deslígate de los resultados que te generan odio y sentimientos negativos. Gana el silencio, así entrará la luz en ti y el odio no tendrá lugar en tu ser.

En el budismo, el amor es el deseo y la aspiración de que todos los seres alcancen la felicidad y sus causas. La compasión es el deseo y la aspiración de que todos los seres se liberen del sufrimiento y sus causas. Meditando en estos dos conceptos tan profundos, cortaremos de raíz el odio de nuestro interior.

Donde hay compasión real, solo puede haber amor, comprensión, unión y estados sutiles del ser, muchos maestros espirituales recomiendan enfocarse en la compasión total y absoluta al terminar cualquier meditación, esta compasión es uno de los estados que aumentarán su presencia en el mundo y en las personas en esta nueva era.

“La meditación es para obtener entendimiento, para obtener comprensión y compasión, y cuando los tienes, estás obligado a actuar.” —  THICH NHAT HANH