La mente

“Si cambias la forma en la que ves las cosas, las cosas que ves cambian.”

-Wayne Dyer

La mente es parte de nosotros, va de lo crudo a lo sutil, pasamos la mayor parte de nuestra vida en lo crudo, que es el deseo vano, el apego, la separación, el ego, las apariencias, reaccionar y sobrevivir, el miedo, el odio, los sentidos de superioridad e inferioridad, el sufrimiento, entre otros. Es la mente la que disecciona la realidad en pequeños trozos para buscar entendimiento, por ello te compartiré, dos modelos de estructura con la finalidad de que la mente entienda a la mente.

La mente es abstracta, no podemos tocarla, verla, olerla, solo la podemos sentir como algo real, presente, es un poco más sutil que el mundo físico. Es la encargada de interactuar con el mundo, digamos que es una interfaz entre tu ser real y tu cuerpo, interpreta todas las señales que recibe del entorno, nos ayuda a sobrevivir o a vivir en plenitud, dependiendo el uso que le demos y que tanto trabajemos con ella, a veces la damos por sentado y simplemente seguimos sus instrucciones como un esclavo, ahí es donde el <<falso yo>> o el ego, toma control de las situaciones e interpretamos los problemas, sufrimientos y angustias provocadas, como una realidad absoluta e inamovible. Si desarrollamos la mente toda nuestra percepción y experiencia de vida, será completamente distinta.

La ciencia sólo estudia el cerebro, porque es la única parte que pueden ver, estudiar y analizar, pero no creo que la mente resida en él, es solo el mecanismo electromagnético donde se observan las consecuencias de los diversos estados mentales, pero no llega a poder ser analizada realmente a través de él, es como querer analizar al árbol solamente por sus frutos.

En occidente el estudio de la mente se ha limitado a estudiar a aquellos que tienen algún trastorno, a aquellas personas que no están del todo conectadas con la realidad, de hecho, como vimos en el capítulo anterior, la diferencia entre un loco y un Buda no es evidente a simple vista, ambos han salido de lo convencional, pero en sentidos opuestos, el loco hacia el subconsciente totalmente y el buda hacia el superconsciente. De este lado del mundo han sido pocos los estudios profundos de la mente no trastornada, uno de los más notables pudiera ser el de Carl Gustav Jung, que dice que la mente consta de tres partes, la conciencia, el inconsciente personal y el inconsciente colectivo. Interactúan constantemente entre sí y esta interacción de cambio y crecimiento llevaría a lo que Jung llamaba el proceso de individuación. Aunque no es considerado muy completo, es interesante conocerlo:

“El hombre ha desarrollado la consciencia lenta y laboriosamente, en un proceso que tomó eras incontables para alcanzar el estado civilizado. Y su evolución está lejos de ser completada, pues grandes áreas de la mente humana siguen sumidas en la oscuridad” -Carl Jung

  1. Consciencia

Lo describe como el campo donde somos conscientes de nuestra propia existencia, pone al centro de ella al ego describiéndolo como: ”…algo que se forma, por así decirlo, el centro del campo de la conciencia; y, en la medida en que comprende la personalidad empírica, el ego es el sujeto de todos los actos personales de conciencia.“ Su papel es del guardián que determina qué contenidos de la experiencia serán reflejados hacia la consciencia y cuales son eliminados, reprimidos o ignorados. Y crea el contenido de la siguiente área.

  1. Inconsciente Personal

Lo describe: “Hay ciertos eventos de los cuales no hemos tomado nota conscientemente; han permanecido, por así decirlo, por debajo del umbral de la conciencia. Han sucedido, pero han sido absorbidos subliminalmente, sin nuestro conocimiento consciente.” Todos los acontecimientos que no han sido procesados permanecen en el inconsciente de manera subliminal, todo el contenido rechazado por el ego. La interacción de ambos consciente e inconsciente personal afectan la vida del sujeto y pueden crear complejos.

  1. Inconsciente Colectivo

Este fue descubierto a través de la comparación de los sueños de varios de sus pacientes, de la mitología religiosa y los símbolos a través de los años, notando enormes similitudes entre ellos sin una conexión aparente. Dijo: “Del inconsciente emanan influencias determinantes … que, independientemente de la tradición, garantizan en cada individuo una similitud e incluso una similitud de experiencia, y también de la forma en que se representa imaginativamente. Una de las principales pruebas de esto es el paralelismo casi universal entre motivos mitológicos … » El subconsciente colectivo contiene todos los arquetipos (predisposiciones de acción no consciente), los registros históricos de la humanidad, las herencias genéticas de la evolución humana.

“Por el bien de la estabilidad mental e incluso salud psicológica, el inconsciente y el consciente deben estar conectados de manera integral y moverse en línea paralela. Si se separan o se disocian, se desarrollarán trastornos psicológicos.” – Carl Jung

En oriente el enfoque es distinto, el trabajo interior y de reconocimiento del ser y la mente, ha sido más constantes, desde hace miles de años, uno de los modelos más completos que he conocido, dice que la mente va de lo crudo o grosero a lo sutil, y que tiene primero dos divisiones la subjetiva, que es todo lo perteneciente al sujeto y la objetiva lo perteneciente a la interpretación y los estímulos. Por ejemplo, yo veo mi mano, yo es el sujeto y la mano el objeto. La interacción entre la parte objetiva y la subjetiva de la mente es lo que nos proporciona una experiencia completa.

La mente subjetiva es el sentido de existencia, el sentido de que yo hago o interactúo de alguna forma. Este se divide en dos el sentido del YO llamado en sánscrito Mahat-tattva y el sentido del hacer, llamado en sánscrito Aham-tattva que es donde reside el ego. Yo veo, yo escucho, yo pienso, yo memorizo, yo combino, yo analizo, por ejemplo.

La mente objetiva es llamada Chitta en sánscrito y tiene 5 capas o Koshas, que van de lo crudo a lo sutil. Vamos a verlas:

  • Crudo

 

  1. Kamamaya Kosha

Es la primera capa y la más cruda o densa, es la capa que contiene el deseo y el instinto, la atracción y la repulsión, percibe la información de los 5 sentidos y reacciona al medio ambiente. Es muy común en la naturaleza y primitiva, una vez desarrollada nos sirve para generar un instinto de repulsión hacia lo dañino y un deseo sin apegos hacia lo sutil.

  1. Manomaya Kosha

En esta capa es donde reside el intelecto, la memoria, la imaginación, el análisis, contiene nuestra librería de experiencias y conceptos y también es la que se activa al dormir y soñar. Al desarrollarla adquirimos un mayor control del proceso de pensamiento.

  • Sutil

 

  1. Atimanas Kosha

Es el subconsciente de la mente, donde residen los arquetipos, que son en resumen las historias que nos contamos conceptualmente con referencia a una sola palabra, por ejemplo: si te digo Cenicienta, rápidamente en tu mente ya tienes toda la historia relacionada, desde sus inicios hasta su final feliz pasando por todos los sucesos en su viaje del héroe. También contiene la parte creativa de la mente, la capacidad de síntesis, las capacidades artísticas y de expresión en ese sentido. Al desarrollarla adquirimos una capacidad de creación mayor, obtenemos originalidad e innovación.

  1. Vijnanamaya Kosha

La consciencia, el conocimiento especial, discernimiento, el desapego y la intuición. En esta parte de la mente se encuentra todo aquello que de pronto no sabes que sabías, lo llaman conocimiento especial o conocimiento sin forma, yo lo identifico también con la intuición, cuando algo dentro de ti sabe lo que va a suceder o sabe si algo está bien o no, es como una voz interna. La premonición, la guía a la grandeza, el potencial de todo. Tiene un sí y un no absoluto, puedes discernir con claridad entre lo que es y no es para ti. Al desarrollarla puedes acceder de manera consciente y con intención a tu intuición, el conocimiento y la guía hacia la felicidad y al desarrollo de tu máximo potencial.

  1. Hiranmaya Kosha o Anandamaya Kosha

Hiran significa Oro y Ananda Dicha, esta capa es el superconsciente, donde reside el gozo, la plenitud, la luz interior divina. Es la parte más sutil de la mente objetiva, cuando tu parte subjetiva interactúa con ella es cuando sientes la plenitud total, la dicha absoluta, la unión y conexión con todo y con todos, la luz dorada. Cuando se activa las demás capas de la mente se suspenden y te encuentras en absoluta plenitud, es el estado donde se encuentra la iluminación o el concepto más sutil del ser y emanas esa luz a todos los demás.

  • Fuera de la mente

 

Atman (consciencia suprema)

Por encima de las capas de la mente. Solo el testigo, sin ser o no ser, sin juicios, más allá del tiempo y el espacio, solo observa, haya o no haya algo que observar.

Anamaya Kosha (hecho de comida)

Es el cuerpo físico, por ello en las culturas orientales la alimentación es fundamental, pero del cuerpo hablaremos en otra sección.

 

Como podemos ver ambas tienen su propio enfoque, con ciertas similitudes, pero complementándose una a la otra podemos lograr un mayor entendimiento al respecto, la mente nos crea ilusiones cuando la dejamos sola, cuando no la trabajamos y permitimos que se apodere del control de nuestras vidas, nuestras experiencias y deseos. Decía Alan Watts: “Una persona que piensa todo el tiempo, no tiene más en qué pensar que en los pensamientos mismos, de esta manera pierde el contacto con la realidad y está destinado a vivir en un mundo de ilusiones”

Cuando la mente es utilizada como debe, es algo de verdad maravilloso, no reconoce la diferencia entre realidad, sueño y visualización, se han realizado estudios profundos en atletas de alto rendimiento, donde corren su evento en la mente, se encontró que, todos los grupos de músculos requeridos para correr la carrera se disparan en el mismo orden como si la estuvieran corriendo de verdad. Lo mismo podemos hacer todos, cuando visualizamos algo en la mente, lo estamos viviendo, si nos enfocamos en nuestro cuerpo y su sanación, este, puede generar cualquier químico requerido, reconstruir las células o recuperar la movilidad, por el simple hecho de creer, una píldora de azúcar puede curar cualquier enfermedad, a través del efecto placebo, lo mismo pasa al contrario, cuando la persona cree a través de la mente que está enferma o que las píldoras no sirven, se vuelve su realidad, ese es el efecto nocebo. A través de la mente atraemos también aquello que queremos a nuestra vida y aquello que no queremos, ambos están bien en su parecer, los juicios vienen desde el ego, lo que tu consideras como algo bueno o malo no es real, es solo una etiqueta, así que sea que quieras o no quieras algo, si te enfocas en ello y lo traes constantemente a tu mente, atraerás más de eso a tu vida.

Y después de la clase magistral de mi mente sobre la mente (sarcasmo), solo me resta recordarte querida leyenda que, memoria no es igual a inteligencia, es solo una parte de nuestra mente, y la acumulación, es uno de los factores que más sufrimiento causan en la humanidad, ya sea de cosas materiales, o de conocimiento, vienen del ego y crean identificaciones, que son su sustento principal, tienes un coche y te identificas con el coche, se vuelve parte de ti, obtienes nuevos conocimientos y te defines a través de ellos, en el momento en el que puedes ver la mente como un objeto, te desapegas de ella, te desidentificas, cortas las raíces y el alimento principal del ego, comienzas a disfrutar de verdad de la vida y de la abundancia en ella, puedes disfrutar plenamente de las experiencias de ese coche y de ese conocimiento, porque no te identificas más, puedes ver más allá y usar las herramientas de la vida como eso, simples herramientas sin necesidad de un fin específico.