La Naturaleza

“La madre tierra es una fuente de vida, no una fuente de recursos.”  – jefe Arvol (Cherokees)

En la naturaleza, todo está interconectado, el ser humano también pero muchos lo han olvidado, se encuentran sumidos en sus pensamientos, soñando un sueño eterno, llenos de ruido mental y físico, empeñados en creerse mejor que todo y que todos, desconectados, hundidos en su propia miseria, pasando la vida sin vivirla, temiendo a la muerte, sin saber que ya están muertos por dentro y sólo están reaccionando al entorno, cuando un árbol es cortado de sus raíces, muere, lo mismo nos pasa a todos, cuando olvidamos nuestro origen y nuestra conexión con la tierra y la naturaleza.

En el tiempo en el que estuvimos guardados por la pandemia, el planeta se comenzó a limpiar a sí mismo, la contaminación se redujo hasta en un 50% en ciudades como París, en Punjab, India pudieron volver a ver desde sus ventanas el Himalaya, cosa que no había sido posible en décadas, los animales volvieron a salir a sus hábitats, se veían pumas, coyotes, hienas y jabalíes en distintas ciudades del continente americano, canguros en centros comerciales de Australia, pingüinos en las calles de Sudáfrica y muchas otras especies alrededor del planeta. Nos mostró que hemos desviado el camino, olvidamos nuestros orígenes, que venimos de la tierra y a ella regresamos. Que la tierra puede vivir sin nosotros, pero nosotros no sin ella.

La naturaleza es una maravillosa fuente de sabiduría y conexión, un gran ejemplo de unión y cooperación, a la naturaleza no le importan los juicios, ni las etiquetas, a una rosa poco le importa que la llames Rosa o le digas Violeta, o Chewbacca, para ella es lo mismo, seguirá siendo tan hermosa, sutil y fragante como siempre, a veces las etiquetas son necesarias para comunicarnos y expresar lo que queremos, pero el problema reside en identificarse con ellas, en crear posesión, conceptos o límites a su alrededor, todo eso son solo ilusiones humanas. En lo personal uso a la naturaleza como la máxima prueba entre realidad e ilusión, durante la cuarentena, escribí este libro y la pase en casa de mis padres para ayudarles con las compras y lo que fuese necesario, ya que son adultos mayores, fue en esta casa donde cree la siguiente prueba:

En el baño de la casa de mis padres vive una pequeña araña a la cual como buen humano le puse un nombre y la llame Cleta, ella vive feliz en su esquina y ayuda a mantener a los mosquitos y otros insectos fuera del área, vivimos en armonía, la regadera es un lugar donde muchas de las mejores ideas y realizaciones han surgido a lo largo de la historia, ahí fue donde cree la prueba, cuando algo me viene a la mente y me causa incertidumbre acerca de si será una creencia ilusoria o una verdad, me pregunto ¿Es algo que le importaría a Cleta? Si la respuesta es sí, entonces es real en muchos niveles, si la respuesta es no, entonces es una ilusión, una creencia que solo era real en mi mente. Se que suena extraño y tal vez un poco loco, pero… Sí suena extraño o no ¿Le importaría a Cleta?

No es que pueda leerles la mente a las arañas, ni que quiera vivir como araña, es solo una metáfora, una invitación a ponerse en el lugar de la naturaleza, reconectar con ella y poder diferenciar, aquello que es una simple ilusión humana generada por el <<falso yo>> y el deseo de controlarlo todo, de algo esencial, real en la vida y en la naturaleza misma de las cosas.

En apariencia los árboles no hacen nada, solo están ahí parados, quietos, solo respirando, pero son solo apariencias, gracias a eso, el resto del planeta puede respirar y vivir. Mucho de lo que vivimos como seres humanos son solo eso, apariencias, y nos dejamos guiar mucho por ellas, te platicare un poco al respecto en el siguiente capítulo, por lo pronto, recuerda que la naturaleza es un gran maestro, si la seguimos tratando como si fuese un negocio y una fuente de recursos, muy pronto podemos ser expulsados de ella. Te invito a reconectar con la naturaleza, a contemplarla, a meditar en ella, y cuando salgamos de esto, a viajar por todos lados y a vivir la vida y la existencia como una fiesta, bailando, cantando y disfrutando de tu experiencia temporal humana al máximo.