LA ERA DE LA CONSCIENCIA

Es Tiempo de Despertar

 

Un libro creado con la intención de ayudar a las personas a encontrar balance y equilibrio en sus vidas, romper con los paradigmas y las ideas preestablecidas que nos han limitado por siglos.

A través de historias el autor ilustra con claridad muchas de las situaciones a las que nos enfrentamos diariamente y nos comparte su perspectiva y las lecciones que la vida le ha brindado, con un lenguaje claro, consiso, directo y sin rodeos.

 

Ebook $4.99 USD | Impreso Amazon on Demand $9.99

La era de la consciencia

De Venta En:

Versión Impresa

Amazon logo
Kindle 0
Google Play Books logo
ibooks vertical
publishing logo pi
publishing logo kobo
publishing logo scribd
publishing logo twenty4s
publishing logo overdrive
tolino
publishing logo hoopla
publishing logo bt
author icon 09 4

ACERCA DEL LIBRO

El fin de una era ha llegado, todo va a cambiar y eso está bien. En este libro Edgar Bravo nos comparte brevemente las verdades ancestrales que han resonado con su ser, lo que puede observar desde su consciencia, acerca del amor, la vida y la muerte, el despertar, la mente, el ser, el perdón, el ego, la meditación, el éxito, el dinero, la felicidad, el deseo y los juicios entre otras, con la intención de crear la posibilidad de una nueva perspectiva en el lector. Posteriormente nos lleva hacia las nuevas tendencias del mundo y los cambios que traerá a nuestras vidas, esta nueva era de la consciencia, desde una perspectiva de unión, amor, igualdad y contribución, evitando lo más posible las teorías de conspiración y otras ideologías de separación. 

“Creando con totalidad es como despiertas al genio que dormita en tu interior, cómo te conectas con el cosmos y la inteligencia divina, la forma más hermosa de permitir que la vida fluya a través de ti, puedes hacerlo cantando, bailando, pintando, haciendo sillas, relojes, lo que sea que ames y te llene de gozo, donde sea que te fundas el eterno presente y la noción del tiempo y el espacio desaparezcan por completo, en ese lugar donde la inspiración nace desde lo más profundo de tu ser y las cosas parecieran ser creadas sin esfuerzo alguno, ese es el lugar correcto, ahí es donde experimentamos lo que decía Lao Tze en el Tao Te Ching “El tao no hace nada y no deja nada sin hacer.” Ahí es donde comprobamos nuestra unión con todo y con todos, donde fluimos sin los obstáculos que nos impone la mente, donde permitimos que el ser, la existencia, Dios, la vida y la creación se fundan en una sola canción.” – Edgar Bravo “La Era de la Consciencia” p95

Todo va a cambiar, y está bien, era necesario, es nuestro tiempo de crear con amor, con unidad y conexión un mundo donde vivamos en paz, donde podamos ser uno como especie y uno con el planeta tierra, es momento de regresar a nuestros orígenes y crear desde ahí algo maravilloso para toda la humanidad.”

author icon 01 4

¿Qué hay dentro?

INDICE

PRÓLOGO.. 8

El lenguaje dormido. 10

Permitir. 11

YO – MI 15

Conciencia – Consciencia. 16

Está bien. 17

Leyendas. 17

CONCEPTOS CLAVE. 18

Nada se repite en la naturaleza. 19

La Naturaleza. 22

Es un juego de apariencias. 24

El amor. 29

La vida y la muerte. 33

El éxito. 36

El dinero. 38

El buda y el loco. 45

La mente. 47

El ego. 56

La meditación. 62

El cuerpo. 74

El corazón. 78

Compasión. 80

La búsqueda y los caminos. 83

La felicidad. 85

Compulsiones, drogas y otros vicios. 89

El despertar. 91

Crear con totalidad. 94

El tiempo. 98

Las creencias. 102

El Deseo. 107

Fluir y desapegarse. 110

Los Juicios. 113

El perdón. 119

VERDADES QUE HAN RESONADO CON MI SER. 122

Las Tres Transformaciones Del Ser. 124

La Luna. 128

Los espejos del alma. 130

LA ERA DE LA CONSCIENCIA.. 133

Que las creencias nos unan. 135

El cambio o Apocalipsis. 137

Cambios evidentes. 138

Consejos para esta nueva era. 141

En el futuro. 145

Es Tiempo de Despertar. 147

PRÓLOGO

Hola Leyenda, a través de este libro quiero compartir contigo mi ser, mi esencia y lo que resuena en mi corazón como una verdad. No hay intención de cambiar nada en ti, ni de crear nuevas creencias o disputar nada. No hay ideas religiosas, políticas o filosóficas de ningún tipo en particular, solo lo que se ha convertido en parte de mi ser, totalmente independiente de su origen, si lo dijo alguien en específico, solo lo citaré como referencia, pero sin añadiduras. Creo firmemente en el derecho de que cada persona puede ser, hacer y creer lo que encuentre más conveniente y lo haga sentir mejor, hay algunas ideas que quiero compartir contigo y que crearon un impacto positivo en mi vida.  Solo fluyen a través de mí y se escriben desde lo más profundo de mi consciencia.

No me adhiero, ni me identifico con ninguna religión, corriente filosófica, ni científica, simplemente expongo lo que resuena conmigo, desde un lugar de aceptación, unión y conexión con todo, no creo en buscar enemigos en común para ganar popularidad, ni en que nuestras creencias deban separarnos de forma alguna, muy por el contrario creo que la información y las posibilidades contenidas en este libro, pueden simplemente darte un nuevo ángulo y puedes tomar o desechar lo que sea, es simplemente como yo lo veo y lo quiero compartir contigo.

Como sé que muchas personas nunca pasan de las primeras páginas, de una vez te dejo el mensaje, por si las dudas. “Todo va a cambiar, y está bien, era necesario, va a tomar un tiempo, pero vamos a estar bien, que digo bien, mejor que nunca, la mente se resiste al cambio, te parecerá muy extraño, ya que lo que viviremos en nuestra época es único, es nuestro tiempo de crear con amor, con unidad y conexión un mundo donde vivamos en paz, donde podamos ser uno como especie y uno con el planeta tierra, es momento de regresar a nuestros orígenes y crear desde ahí algo maravilloso para toda la humanidad”

Si algo de lo que te cuento en este libro te produce algún malestar, está bien, es parte de la catarsis necesaria para romper con las viejas ideas que controlan nuestra vida. Mi intención es que un día este libro sea tan obvio e innecesario que no sepamos ni porque lo escribí, que un día todos estemos unidos, conectados y en consciencia presente, disfrutando del mundo, la vida y la existencia.

Algunos de los conceptos que tocaré en este libro han cambiado mi vida por completo, me han abierto los ojos y me han dado una nueva perspectiva, solo pretendo compartir lo que resuena con mi ser. No tiene ningún origen definido, puede venir de cualquier parte, pues todo en sí mismo, contiene algo de verdad.

Yo solo puedo mostrarte las puertas y realizar algunas indicaciones de hacia dónde mirar, pero eres tú quien tiene que cruzarlas, la tarea de recordar nuestro verdadero ser, es individual y nadie puede hacerla por ti. Así como el menú de un restaurante no es comestible, tampoco este libro es un despertador automático, ambos solo muestran lo que está ahí, disponible para ti, tú eres quien tiene que elegir qué tomar y qué desechar.

Como decía el maestro del Zen: “Soy solo el dedo que muestra la luna, pero no es objeto de escrutinio por sí mismo, sólo puede apuntar, tú eres quien tiene que observar.”

Espero que disfrutes este libro leyenda, pues fue creado para ti, en totalidad y desde lo mas profundo de mi ser.

¡Vive una vida legendaria!

El lenguaje dormido

Las palabras no pueden expresar realmente la esencia del mensaje que quiero transmitir, ya que fueron creadas con base en un <<yo>> imaginario, parte de la separación del ser. Por eso a lo largo de este libro encontrarás, palabras que, aunque sé que pueden interpretar como separación, vienen desde un lugar de unión, colaboración y de formar uno con todo y con todos en el universo. Lo que aquí encontrarás escrito es completamente tuyo, puede tener mucho significado, un poco o nada, como un árbol para aquel que lo observa, depende de ti y está bien. El lenguaje nos limita a tener una estructura y a formar oraciones, colocar una palabra después de la otra, gramaticalmente correcta, pero en la vida, en la existencia y en Dios no hay esa formación lineal, todo sucede al unísono yo, tú, toda la naturaleza y el universo están sucediendo en este momento, mientras lees estas palabras.

 

Permitir

La palabra permitir se utiliza mucho en enseñanzas espirituales, pero no es literal, nadie permite nada, porque nadie pide permiso de nada, la vida no te pide permiso para suceder, el universo no pide permiso y la existencia no necesita de la aprobación de nadie, para permitir, se necesita que exista un <<yo>> que <<autorice>> el suceso, lo que a la existencia, la consciencia y el ser auténtico no podría importarle menos.

¿A quién le importaría la autorización de una ilusión?

A lo que se refiere realmente “permitir” es a una NO Resistencia cuando nos resistimos a algo, creamos separación, creamos sufrimiento e identidad con ese algo, por lo que la mente en su labor natural te protegerá a ti y a todas las cosas con las que te identifiques.

Ahora que lo explicamos ¿Vamos a usarla te parece?

Permite que fluya a través de ti la vida y la consciencia, el mundo es un lugar maravilloso cuando eliges verlo así. La mente no es tu enemiga, pero a veces actúa como si lo fuese, cuando no la trabajamos se vuelve floja y mandona, es como cualquier músculo de nuestro cuerpo, si no lo ejercitas se atrofia, a veces, pensamos que estamos ejercitando la mente cuando pensamos o cuando resolvemos problemas de la vida diaria, también en el sistema educativo tradicional, se nos enseña, que tener memoria es igual a ser inteligente. Hoy quiero decirte querida leyenda, que no es así, el tener buena memoria nos ayuda a realizar ciertas tareas, pero no es la fuente real de la inteligencia.

La mente se trabaja al traer a la consciencia todo lo que haces inconscientemente, al relajarla, al observarla, al aceptarla como es y no identificarte con los pensamientos o las ideas que puedan fluir a través de ella. Hablaremos acerca de la mente más adelante.

Tu eres mucho más de lo que te permites ser, nos ponemos reglas tontas que provienen de sepa donde, y las tomamos como un absoluto. Si o si me tengo que comportar de cierta manera, si o si tiene que comportarse el mundo como yo digo, esas reglas, junto con tus creencias forman parte de lo que hoy conoces como tu identidad, pero la identidad no es más que una ilusión. Se que mucho de lo que leerás hoy puede chocar contigo y con tus creencias, pero no soy más que un reflejo de lo que crees, no hay malas intenciones detrás de este libro, de hecho, no hay intenciones, no depende de ningún resultado, solo es, solo está siendo realizado a través de mí.

Hoy el universo tiene un mensaje para ti: “Deja ir”

Deja ir y permítete ser feliz, muchas veces confundimos el origen de la luz y de las cosas, creemos que tenemos que pedirnos permiso para ser felices. Pedirle permiso a tu historia, a tus apegos y tus creencias, generamos resistencia porque creemos que la vida es así, pero no lo es realmente.

Hay una historia que se repite a lo largo del tiempo, en momentos y situaciones diferentes, ha sido usada por personas como Buda, Wayne Dyer, Osho, Krishnamurti y varios más. Básicamente, se trata de la historia de un hombre que pierde algo en la oscuridad…

Un día, Ray estaba tomando su café en el sillón de su casa, cuando de pronto se fue la luz, estaba completamente oscuro y no veía nada, al dejar su taza sobre la mesita por accidente tiró las llaves de su carro, comenzó a buscarlas, pero no podía ver nada, por la ventana vislumbro un faro encendido del otro lado de la calle y se dijo “Voy a buscarlas ahí, será más fácil.” Salió de su casa y comenzó a buscar bajo el faro, cuando su vecina lo vio, y le preguntó:

  • Hola vecino, ¿perdiste algo?
  • Si vecina perdí mis llaves y no las veo por ningún lado

Comenzaron ambos a buscar las llaves bajo el faro, recorrieron toda el área, pero no encontraron nada, a lo que la vecina preguntó:

  • ¿Y dónde las viste por última vez?
  • En mi casa vecina, pero como no se veía nada, salí a buscarlas aquí donde hay luz.

Por más obvia que suene la historia, todos hacemos lo mismo, los sentidos, que son nuestra puerta de comunicación al mundo exterior, apuntan hacia afuera, por lo que crean la ilusión de que hay más luz allí. Pero es solo una ilusión, tendemos a buscar lo que queremos fuera de nosotros, la felicidad, el amor, el éxito, la abundancia, la vida. Y lamentablemente tengo que decirte que nunca lo vas a encontrar ahí.

Todo lo que estás buscando es natural, es parte de tu esencia, de quien eres realmente, solo es cuestión de “recordar.”  No sé si te ha pasado que de pronto escuchas algo distinto y resuena con tu esencia, con tu ser, sabes de alguna manera que es verdad y que ya lo sabías, pero en algún momento, de alguna forma, lo habías olvidado.

 

 

 

YO – MI

El yo del que te hablaré en este libro no es el yo que aparentamos ser, de nuevo, dentro de las limitaciones del lenguaje de separación, para describir algo hay que usar palabras como yo, tu, mío, tuyo, pero en este libro, tú y yo somos uno, no hay mío o tuyo o de nadie, todo es parte de la existencia, de la consciencia que toma forma para contemplarse a sí misma. Al morir no nos llevamos nada, porque no hay nada que llevar, la vida pasa a través de nosotros, es una con nosotros y el universo entero se encuentra dentro de ti, estamos conectados con todo y todo está conectado a nosotros, no existe nada que llevar o pretender.

El yo del ego es la ilusión, el que controla, acumula, se identifica, juzga y clasifica, el que sufre y se hace la víctima, el que le gusta llamar la atención y ser el centro de todo. Ese es el falso yo.

Tu yo real es el que vive cada momento al máximo, se entrega y realiza cualquier tarea con totalidad, sin importar lo nimia que parezca, el que está conectado con todo y con todos, que no se identifica con nada material, ni con los relatos que le cuenta la mente, no tiene etiquetas, ni depende de forma alguna de las historias del pasado o la ilusión del futuro, no necesita escapar, pues vive plenamente en el presente, un momento a la vez.

Yo, será tu yo real y << falso yo>>, el yo del ego. ¿Vale?

Al decir no me refiero a ningún sentido de propiedad, pertenencia, exclusividad o cualquier concepto similar, solo me refiero a mi perspectiva, como lo veo desde la consciencia, desde la forma física, y de la misma forma que pasa la vida y la existencia a través de mí.

 

 

 

Conciencia – Consciencia

La conciencia es la capacidad para discernir entre el bien y el mal, entre dos etiquetas y crear una moral, un compás interno que te guía, alejándote de lo que consideras malo y acercándote a lo que consideras bueno, este compás interno se encuentra en la capa más cruda o densa de la mente. Es instintiva y aunque a muchos pareciera fallarles no es así, encuentran placer en lo que los demás ven como negativo o dañino en algún sentido.

Consciencia es de lo que habla más este libro, es nuestra capacidad para reconocer nuestra propia existencia, pero también es tu <<yo real>> muchos experimentan algunos destellos de esto en su vida, pero otros vivimos en ese estado todo el tiempo y es muy divertido.

Está bien

A lo largo de este libro encontrarás que te digo, “está bien”, pero no viene de un juicio, de hecho nada está mal realmente, todo simplemente “es” y así está bien, es como el universo, la vida, Dios y la existencia lo necesitan en este momento,  no pertenece a las etiquetas sociales a las que estamos acostumbrados, si no que viene de una no resistencia, de una liberación de juicios y juzgados, es como un “no te preocupes, es parte de la existencia y es como debe ser” resumido en dos palabras está bien.

 

Leyendas

Las leyendas, es como yo llamo a las personas que se siguen a sí mismas, quienes creen en su propia naturaleza y están abiertas y dispuestas a escuchar nuevas ideas, creo que todos somos leyendas, todos tenemos lo necesario dentro de nosotros para vivir una vida legendaria. Una vida llena de amor, abundancia, conexión, unión, colaboración, compasión y sueños cumplidos, una vida presente, llena de sincronicidad y bendiciones de la existencia.

Tu eres una leyenda viviente, eres un ser maravilloso de luz, que puede crear un mundo sublime a su alrededor, todo está en tu interior, solo basta con que comiences a creer de verdad en ti y en tus capacidades, que te abras a las posibilidades infinitas de la vida y permitas que todo fluya en ti y a través de ti.

No busco seguidores, ni nada similar, eso es de otra época, busco conexiones reales con otros seres maravillosos, con personas auténticas que amen su ser y con las cuales compartir esta maravillosa experiencia humana y por ello, veras que me refiero a ti, como leyenda.

Ahora leyenda, usaré este momento para hablarte de algunos conceptos clave, no me gusta definir las cosas, aunque parezca lo contrario, porque las limitamos y las contextualizamos, lamentablemente es necesario para causar un entendimiento, amo mi silencio y las personas que me conocen lo saben, he sido muy callado por los últimos 37 años, pero creo que este es el momento perfecto para hablar un poco contigo.

 

 

 

CONCEPTOS CLAVE

Las asociaciones, las creencias y la sociedad nos han obligado a usar máscaras, a repetir patrones y paradigmas de antiguas creencias, con la finalidad de darnos un sentido de pertenencia, hacernos sentir parte de algo. Utilizando nuestra inocencia y nuestra incapacidad de defendernos o formarnos un criterio propio, desde que nacemos, nuestro entorno nos influencía, padres, maestros, amigos y todos nuestros allegados, con la mejor de las intenciones y sin consciencia de ello, así lo aprendieron y así lo enseñan. Esto se ha repetido por milenios y podemos ver los resultados en la sociedad actual, donde solo el 1% tiene el control de las reacciones del 99%, no suena natural.

Por eso quiero compartir contigo algunos conceptos clave y la forma en la que lo veo aquí y ahora, desde mi forma de consciencia, si algo resuena contigo tómalo, si algo no lo hace deséchalo, y si algo te molesta, examínalo y ve lo que hay detrás, muchas veces es solo humo sosteniendo una creencia o una ilusión.

No hay un orden específico, puedes leer cualquier concepto en el orden que prefieras o repetir alguno cuando sientas ganas de leer al respecto. Son solo mi forma de ver la vida y sus múltiples vertientes. Cada uno es dueño de su propia verdad, y aquí te comparto la mía.

 

 

 

Nada se repite en la naturaleza

La vida no repite nada, todos somos únicos, irrepetibles, incomparables, la existencia es única en su creación, si levantas una piedra del río y buscas otra igual nunca la encontrarás, aunque en apariencia, sean parecidas, jamás encontraras una exactamente igual, a la vida y al universo, no le gustan las repeticiones, no existe ningún ser igual a otro, vivo o no.

La sociedad insiste en encasillarnos y la mente en generalizar, pero nada ni nadie es igual, ni parecido en esencia, todos somos únicos. Por eso trata de evitar de manera consciente tus generalizaciones, nada “es” solo porque tu mente lo prefiere así.  Cuando conocemos a alguien, a los pocos segundos tendemos a crearnos juicios y etiquetas, lo pones en una cajita con un sello y ahora esa persona es así para ti. Nos perdemos de la oportunidad de conocer realmente a las personas, de abrirnos y verlos como seres únicos e irrepetibles, nos perdemos de su divinidad, del potencial de las posibilidades infinitas, todo, porque tu mente te dijo, que es un buen juez de carácter.

Creamos juicios y limitamos a las personas, las clasificamos y creamos expectativas alrededor de ellas, etiquetas, que después cuando no “son” lo que tu mente creía, te sorprendes.

Si aceptamos a las personas como son, sin generar juicios, ni etiquetas, nos pueden asombrar, una relación entre dos personas sin estos molestos juegos de la mente puede ser maravillosa. Podemos sentirnos realmente cómodos, auténticos, sin tener que ser de alguna forma preestablecida por el otro, sin cumplir expectativas y simplemente compartiendo nuestra experiencia de vida y nuestra existencia juntos.

Por eso es importante llegar llenos a cualquier tipo de relación, no podemos dar aquello que no tenemos para nosotros, si no nos amamos, no podemos dar amor, si no nos respetamos, no podemos respetar la individualidad del otro, si no nos sentimos plenos y absolutos, siempre estaremos buscando quien nos llene nuestros vacíos existenciales.

Para conocer el mundo, primero conócete a ti mismo, nos la pasamos buscando referencias, modelos a seguir y conceptualizaciones de éxito y felicidad, cuando todo lo que necesitas es conocerte a ti, entrar en tu ser y permitirte ser como eres, amarte así, sin condiciones, ni juicios vacíos, nada se repite y nada puede ser igualado, si tratamos de ser como alguien más, solo lograremos una versión incongruente de nosotros mismos, aumentaremos el caos y la resistencia en nuestra naturaleza y solo crearemos más sufrimiento innecesario, comienza por conocerte, eres un ser único, irrepetible e incomparable. Solo hay una versión de ti, una sola edición, un sólo tú, aunque estemos conectados con todo y con todos, nada se repite, somos como una forma única de consciencia observando su propia creación, así que conócete, medita, habla contigo, baila, juega y diviértete desde tu verdadero ser, no te cierres a tu propia divinidad y nunca te compares con nada ni con nadie, no puede haber comparación real ya que, nada se repite en la naturaleza.

 

 

 

 

La Naturaleza

“La madre tierra es una fuente de vida, no una fuente de recursos.”  – jefe Arvol (Cherokees)

En la naturaleza, todo está interconectado, el ser humano también pero muchos lo han olvidado, se encuentran sumidos en sus pensamientos, soñando un sueño eterno, llenos de ruido mental y físico, empeñados en creerse mejor que todo y que todos, desconectados, hundidos en su propia miseria, pasando la vida sin vivirla, temiendo a la muerte, sin saber que ya están muertos por dentro y sólo están reaccionando al entorno, cuando un árbol es cortado de sus raíces, muere, lo mismo nos pasa a todos, cuando olvidamos nuestro origen y nuestra conexión con la tierra y la naturaleza.

En el tiempo en el que estuvimos guardados por la pandemia, el planeta se comenzó a limpiar a sí mismo, la contaminación se redujo hasta en un 50% en ciudades como París, en Punjab, India pudieron volver a ver desde sus ventanas el Himalaya, cosa que no había sido posible en décadas, los animales volvieron a salir a sus hábitats, se veían pumas, coyotes, hienas y jabalíes en distintas ciudades del continente americano, canguros en centros comerciales de Australia, pingüinos en las calles de Sudáfrica y muchas otras especies alrededor del planeta. Nos mostró que hemos desviado el camino, olvidamos nuestros orígenes, que venimos de la tierra y a ella regresamos. Que la tierra puede vivir sin nosotros, pero nosotros no sin ella.

La naturaleza es una maravillosa fuente de sabiduría y conexión, un gran ejemplo de unión y cooperación, a la naturaleza no le importan los juicios, ni las etiquetas, a una rosa poco le importa que la llames Rosa o le digas Violeta, o Chewbacca, para ella es lo mismo, seguirá siendo tan hermosa, sutil y fragante como siempre, a veces las etiquetas son necesarias para comunicarnos y expresar lo que queremos, pero el problema reside en identificarse con ellas, en crear posesión, conceptos o límites a su alrededor, todo eso son solo ilusiones humanas. En lo personal uso a la naturaleza como la máxima prueba entre realidad e ilusión, durante la cuarentena, escribí este libro y la pase en casa de mis padres para ayudarles con las compras y lo que fuese necesario, ya que son adultos mayores, fue en esta casa donde cree la siguiente prueba:

En el baño de la casa de mis padres vive una pequeña araña a la cual como buen humano le puse un nombre y la llame Cleta, ella vive feliz en su esquina y ayuda a mantener a los mosquitos y otros insectos fuera del área, vivimos en armonía, la regadera es un lugar donde muchas de las mejores ideas y realizaciones han surgido a lo largo de la historia, ahí fue donde cree la prueba, cuando algo me viene a la mente y me causa incertidumbre acerca de si será una creencia ilusoria o una verdad, me pregunto ¿Es algo que le importaría a Cleta? Si la respuesta es sí, entonces es real en muchos niveles, si la respuesta es no, entonces es una ilusión, una creencia que solo era real en mi mente. Se que suena extraño y tal vez un poco loco, pero… Sí suena extraño o no ¿Le importaría a Cleta?

No es que pueda leerles la mente a las arañas, ni que quiera vivir como araña, es solo una metáfora, una invitación a ponerse en el lugar de la naturaleza, reconectar con ella y poder diferenciar, aquello que es una simple ilusión humana generada por el <<falso yo>> y el deseo de controlarlo todo, de algo esencial, real en la vida y en la naturaleza misma de las cosas.

En apariencia los árboles no hacen nada, solo están ahí parados, quietos, solo respirando, pero son solo apariencias, gracias a eso, el resto del planeta puede respirar y vivir. Mucho de lo que vivimos como seres humanos son solo eso, apariencias, y nos dejamos guiar mucho por ellas, te platicare un poco al respecto en el siguiente capítulo, por lo pronto, recuerda que la naturaleza es un gran maestro, si la seguimos tratando como si fuese un negocio y una fuente de recursos, muy pronto podemos ser expulsados de ella. Te invito a reconectar con la naturaleza, a contemplarla, a meditar en ella, y cuando salgamos de esto, a viajar por todos lados y a vivir la vida y la existencia como una fiesta, bailando, cantando y disfrutando de tu experiencia temporal humana al máximo.

 

 

 

Es un juego de apariencias

La mente se basa en las apariencias, juzga de inmediato por aquello que parece ser, por eso el ego nos coloca máscaras y personajes, con el fin, de aparentar lo que queremos pretender ser, con tal de pertenecer, de sentirnos aceptados y de cuidar de nuestras identidades autogeneradas. Es algo sumamente antinatural, nunca verás a un árbol de peras pretendiendo ser un árbol de manzanas, ni queriéndose convertir en uno, pues solo conseguiría ser un mal árbol de peras. Solo el ser humano pretende y aspira ser algo o alguien más.

Aparentemente el valor de las personas se mide por lo que tiene, por lo que sabe y por lo que aparenta, nuestros así llamados “líderes” en distintas áreas, solo pretenden saber lo que hacen y se ha notado cada vez más en esta época. Pero no eres lo que tienes, ni lo que sabes, ni lo que haces, ni lo que aparentas, ni el puesto, ni el nombre, ni la nacionalidad, ni el color, ni el sexo, ni la cuenta bancaria, ni el supuesto poder, ni nada de lo que la sociedad y la mente te hace creer que eres o tienes, al final no nos llevamos nada.

Las apariencias engañan, como bien dice el dicho, por eso tenemos que tener cuidado de lo que asumimos como un hecho, todo aparenta ser algo más, nunca juzgues a un libro por su portada, ni tampoco a las personas, de ser posible trata de evitar los juicios por completo, sé que suena complicado, dejar de pronto de hacer algo que has hecho toda tu vida, no parece tarea fácil, pero esa es una de las razones por las que escribo este libro, cuando vemos la realidad de las cosas, nos es más fácil decidir dejar atrás aquello que ya no resuena con nosotros, soltar lo falso y aparente para abrazar a nuestro ser auténtico y real.

Solo exponiendo esos juicios y etiquetas a la luz podemos ver a través de ellas, no hay nada que sea de cierta forma si o si, son solo las apariencias lo que engaña a nuestra mente, el mundo es un lugar lleno de posibilidades, donde todo el tiempo se están creando nuevas experiencias, nuevos momentos y de cada uno de esos momentos pueden surgir nuevas posibilidades.

Las apariencias, las máscaras y los personajes se desvanecen, no tienen sustento real alguno, son solo ilusiones creadas por la mente, con el fin de huir de lo que aparenta ser doloroso en tu vida y acercarte a aquello que consideras placentero.

¿Has visto a otra persona dormida? Si los observas, puedes ver su ser original sin máscaras, ni falsas pretensiones, las personas con las que he compartido mi lecho y he tenido el placer de ver dormir a mi lado, cambian y puedo observar claramente su divinidad, a veces con babas, pero divinidad sin duda. Nadie puede mantener el engaño toda su vida, al final en su lecho de muerte, cuando no tengan nada que perder y se den cuenta que todo fue en vano, ahí en ese instante desaparecerán por completo, pero realmente ¿Hay que esperar hasta ese momento?

Cuando se caen las ilusiones y las falsas pretensiones pierden sentido, puedes ver claramente que nunca tuviste nada que perder, que todo fue un invento, una farsa, que tu miedo no tenía ningún sustento y que desperdiciaste muchos momentos. Pero no importa cuando suceda esto, solo este momento es el que cuenta, solo el momento presente, es el que hay que valorar, atesorar y disfrutar al máximo desde tu ser original.

Adoptamos muchos paradigmas que aparentan ser verdad, pero si no los cuestionamos, si solo lo aceptamos, estamos cediendo, por omisión, nuestra propia libertad, nuestro libre albedrío y nuestra forma de vivir.

Una historia:

Un día cercano a navidad Ana de 5 años y su mamá Lupita de 36, cocinaban una pierna de cerdo. Ana miraba con mucha atención todos los pasos a seguir y Lupita con amor y paciencia le iba dictando las instrucciones:

  • Entonces Anita, lo bañamos con el adobo de chile ancho y antes de meterlo al horno, le cortamos las dos orillas.
  • ¿Y por qué mamá? (hermosa cualidad que a los 5 años no hemos perdido aun)
  • ¿Por qué, qué Anita?
  • ¿Por qué le cortamos las orillas antes de meterlo al horno?
  • A pues muy fácil… Porque… Así lo hacía mi mamá y siempre lo hemos hecho así, pero no se realmente porque lo hace, vamos a hablarle a tu abuelita y le preguntamos.

Llaman por teléfono a la mamá de Lupita

  • Bueno
  • Hola mamá, oye estoy cocinando con Anita y me pregunto porque le cortamos las orillas a la pierna antes de meterla al horno. ¿Tú sabes?
  • Hola hijita, no la verdad es que nunca me lo había preguntado, así lo hacía mi mamá, porque no le llamas y le preguntas.
  • Ok gracias mamá, te llamo más tarde.

Colgó el teléfono y le marcó a su abuela.

  • ¿Diga?
  • Hola Abu, soy Lupita, estoy cocinando con Anita y me preguntó porque le cortamos las orillas a la pierna antes de meterla al horno. Le pregunté a mamá, pero no sabe. ¿Tú sabes?
  • Claro hijita, eso lo hacíamos cuando tu mamá era una niña, en ese entonces, éramos muy humildes y el horno era muy pequeño, por eso había que cortarle las orillas, solo así cabía en él.

 

Como podemos ver en la historia, muchas veces repetimos patrones que se originaron en situaciones muy distintas a las actuales, no las cuestionamos y las seguimos como si fueran absolutas, si no recordamos nuestra capacidad de indagar, de cuestionar y de buscar más allá de las apariencias, podemos ir simplemente repitiendo y aceptando, viviendo con costumbres que no se originaron de donde la mente piensa y dándole razonamientos erróneos al origen de las cosas. Escapa de las apariencias y nunca te quedes con la duda, ni aceptes las cosas solo porque siempre se han hecho así.

 

 

 

El amor

“El amor verdadero es inagotable, cuanto más das más tienes.” – Antoine de Saint-Exupéry

El amor no es lo que aparenta, nos enseñaron desde pequeños que, para tener la atención de los demás y su amor incondicional, debemos portarnos bien y obedecer las reglas, aunque desconozcamos su origen. Después vamos aprendiendo que, para tener amor en nuestra vida, debemos aparentar ser alguien más, ser fieles y comprar regalos o tener detalles de algún tipo para obtener algo a cambio, se ha vuelto un vil trueque, simple necesidad de llenar los vacíos y carencias, una forma de saciar la lujuria y de darle algún tipo de aceptación y pertenencia a las identidades del ego. Pero nada de eso es amor real.

El amor es la energía más poderosa del universo, es lo más natural que existe, pero no necesita poseer a nadie, no necesita exclusividad, de hecho, para surgir, no necesita de nada. Tendemos a cosificar el amor, a darle un objetivo específico, amar a una persona en la actualidad es más parecido a la política que al amor en sí. Le ofrecemos nuestro amor a alguien a cambio de que nos ame de vuelta, de que nos entregue su exclusividad, que cumpla con nuestras falsas expectativas y se comporte según lo esperado. Vamos por la vida buscando el amor, pero sin saber ni siquiera que es, sin haberlo experimentado realmente, utilizando a las personas como simple relleno, para cubrir las carencias y alimentarse el ego mutuamente.

El amor es energía infinita, es algo que eres, forma parte de tu ser auténtico, no necesitas un alguien o un algo para amar, solo eres amor, desbordas amor en todo tu ser y esparces amor a tu alrededor, sin juicios, ni máscaras, sin requisitos, ni vacíos por llenar. Simplemente, ya estás lleno, cuando dos seres llenos se encuentran, pueden compartir el amor y la vida sin ataduras, plenamente, siendo auténticos y vulnerables, sin miedo a nada y sin promesas falsas que cumplir.

El ser humano trata de poseerlo todo, pero no se puede, Jesús dijo “dios es amor” si quieres amar a Dios no intentes poseerlo, no puedes poseer la vida porque es Dios, no puedes poseer la existencia porque es Dios, todo es amor, algo tan pequeño no puede poseer algo tan grande. Cuando tratas de poseer al amor, lo envenenas, lo matas, lo vuelves un simple objeto, tratamos de dominarlo, controlarlo, poseerlo, porque tenemos miedo de perderlo, pero así, desaparecerá por sí mismo, sin necesidad de que nadie se lo lleve, solo dejará de estar ahí, porque en el momento en el que tratas de poseer al amor, lo matas. Simplemente date cuenta de que siempre está ahí, está en ti y en todo tu ser, a tu alrededor, en todos y en todo, si observas con cuidado, verás el amor florecer en todos lados, de esta manera no puedes poseerlo, pero tampoco perderlo.

Tu eres amor, amor infinito y para conocerlo realmente solo necesitas comenzar a conocerte a ti, a tu yo real, aceptarte tal como eres, sin juicios, sin máscaras, ni pretensiones, sin etiquetas, ni identidades sociales, cuando te conectas y ves más allá de las apariencias y las ilusiones, puedes vivir este amor intensamente.

Podemos observarlo en la naturaleza, la humanidad se ha olvidado de ser natural, de estar en contacto y conexión consciente con la naturaleza, un perro no necesita nada, para amarte, no te pide nada a cambio, ni espera que seas siempre de la misma forma, si vivieras en la naturaleza, ni siquiera necesitaría que lo alimentaras, simplemente te seguiría amando igual, es parte de su ser.  Los perros como otras formas de vida en el planeta ya son lo que son, no van a cambiar, no tienen por qué, ni siquiera tienen la capacidad de cuestionarlo, son perfectamente imperfectos y eso está bien con ellos. Solo el ser humano tiene el potencial de crecer, de descubrir e indagar en su ser, de elegir una verdad que resuene con su esencia, de elevarse a lo más sublime, de conocer las tesituras, el arte, la poesía, de crear en totalidad, de explorar y contemplar la creación y al amor mismo, de ver la vida como la obra maestra que es, llena de color, abundancia, amor y conexión o perderse en lo abstracto, en las dualidades y las imposibilidades, vivir tras una máscara y pintar la vida en blanco y negro, el potencial de todo está ahí, depende de ti.

El amor resume todo lo que somos, y seremos, llénate de amor, desborda amor por todo el planeta, si nos convertimos en amor puro, las máscaras y los engaños no tienen efecto alguno sobre nosotros. En el amor no existen juicios, culpables, ni verdugos, no hay limitaciones, ni barreras, el amor solo es y está en todas partes.

«El amor en su forma más pura es compartir la alegría. No te pide nada a cambio, no espera nada, por lo tanto, ¿Cómo puedes sentirte herido? Cuando no esperas, no hay posibilidad de ser herido. Entonces todo lo que llegue está bien; si nada viene, está bien también. Tu dicha era dar, no recibir. Entonces uno puede amar desde miles de millas de distancia; no hay necesidad incluso de estar presente físicamente.

El amor es un fenómeno espiritual, la lujuria es física. El ego es psicológico; el amor es espiritual». – Osho (Aprender a Amar – GRIJALBO  2012)

 

 

 

 

La vida y la muerte

 «Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte». – Leonardo da Vinci

Tenemos un severo problema como sociedad con nuestras asociaciones de vida y muerte, el miedo general más común, es el miedo a la muerte y mientras unos tratan de no morir y enfocan toda su energía en ello, se olvidan de vivir. No importa la hora en la que llegue, ni cómo sea tu muerte, lo importante es ¿Qué piensas hacer mientras tanto? Con este momento, aquí y ahora, que vas a sembrar, ¿Cuál será el cimiento del que nacerá el siguiente momento?

Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucede después de la muerte y es algo que ha sido utilizado en vida para manipularnos constantemente, vendedores de miedo y promesas vacías, llegan de todas partes para negociar tu obediencia, tu lealtad y tu individualidad como ser único e irrepetible a cambio de humo en una vida más allá.

Pero dime leyenda, ¿Consideras valiosa tu vida? si la respuesta es SÍ entonces haz algo maravilloso con ella, deja de preocuparte por el que dirán, por un mañana que nunca llega, por la muerte y por solo ganarte la vida, la vida ya la tienes ganada, una hormiga se puede ganar la vida, pero no puede crear algo hermoso con ella, tu si puedes, de hecho solo el ser humano tiene ese potencial creativo y divino, es tiempo de usarlo y hacer algo que ames, algo que te enorgullezca, algo que te llene a ti y al universo de bendiciones. Como decía Osho: “La vida comienza donde termina el miedo”.

El ser humano puede nacer varias veces en la misma vida, la primera llega vacío, puro, sin reglas, identidades, ni límites, poco a poco les vamos llenando ese vacío con información y etiquetas, eres bueno, eres malo, eres bonito, eres feo, eres mexicano, eres colombiano, eres de esta religión, eres hombre, eres mujer, esto está mal y esto está bien. En un momento dado, muere el vacío y la pureza, comenzamos a vivir a través de estas etiquetas y las convertimos en nuestra identidad, donde toma nacimiento el  <<falso yo>> separado de todo e identificado con el ego, que se autodefine <<yo soy>>, <<yo no soy>>, muchas personas ahí se quedan, acumulando cosas, dinero, poder y conocimientos, aumentando sus apegos, miedos, aprensiones y definiciones, hasta la muerte física. Pero en ciertas personas existe otra muerte y otro nacimiento, muere el <<falso yo>>  y nace el yo consciente, se puede considerar como tu segunda niñez, pierdes los juicios y las racionalizaciones, los condicionamientos y las apariencias, vives desde tu ser auténtico y disfrutas de la vida y la existencia como una celebración, gozas con plenitud cada momento y creas en totalidad, contribuyes a la vida y la disfrutas completamente, después, llega la muerte final, pero no la ves igual, sin los velos y las máscaras que cubrían tu visión natural, simplemente la aceptas y te vas con ella, la ves como un nuevo inicio y emprendes la nueva danza del ser.

No busco la muerte ni le huyo tampoco, solo sé que es parte de la vida y que el día en que llegue la abrazaré y agradeceré el haberme dado suficientes momentos fuera del velo de las ilusiones, el poder compartir contigo leyenda, todo esto que tengo en mi ser, cuando damos y vivimos cada momento al máximo, la muerte no se ve como una amenaza, o un final, sino como un nuevo comenzar, como reencontrar a un viejo amigo por el camino y seguir hacia nuestro próximo destino.

Miles de estudios alrededor del mundo han demostrado a través de todas las similitudes en las experiencias cercanas a la muerte (ECM), que la muerte como concepción de un final, no es más que otra ilusión, la consciencia sigue más allá, después de detenerse el corazón, el cerebro y el cuerpo. Las personas que regresan a la vida y pasan por una experiencia así, describen un fluir, un pensamiento superior, han visto su propio cuerpo desde otro sitio, pero sobre todo, cuentan que han experimentado un intenso amor, un amor tan total, que los rodea, emana de ellos y a través de ellos, se reencuentran con seres queridos y conocen a sus guías espirituales, yo no sé qué pasará cuando llegue, pero sí sé que, tomarla como una invitación para vivir al máximo cada uno de los instantes de esta experiencia y saber que es una parte intrínseca de la vida, me lleva a gozar en plenitud cada instante que tenga para contemplar y disfrutar de este hermoso planeta.

 

 

 

El éxito

El éxito ha sido promovido como un producto que puedes adquirir, posiblemente hay más de 100,000 libros escritos de cómo alcanzar el éxito y la felicidad con hábitos, consiguiendo y acumulando cosas, fortunas y recursos. Todo esto allá afuera, en el mundo material, pero curiosamente nadie que haya incursionado en este camino, ha alcanzado algún tipo de satisfacción real que provenga de algo exterior, siempre se necesitará más, siempre hay un paso más, siempre más y más. Es un ciclo interminable, estás buscando algo en el lugar equivocado, no lo vas a encontrar si no lo traes contigo, incluso te puede causar una obsesión, lo que va contra tu naturaleza, puede dañar tu mente y cegarte para siempre, a menos que el éxito venga de lo más profundo de tu ser y este en armonía contigo, aunque llegue, no lo podrás reconocer.

Existen miles de YouTuber’s, influencers y autores, vendiendo felicidad empaquetada y conceptos de éxito importados directamente de las ilusiones y los medios de comunicación. Las técnicas de ventas, marketing, programación neurolingüística, hábitos, motivación y mentalidad positiva, funcionan y pueden ayudarte a comprar más cosas que no necesitas realmente, se modificarán para la nueva realidad que experimentaremos y seguirán funcionando en personas dormidas, pero la humanidad está despertando y todos los que vivimos en consciencia plena ya no perseguimos esa zanahoria imaginaria. Es hora de redefinir y personalizar el concepto de éxito, dejar de seguir a las masas y a las tendencias como si fueran incuestionables.

Como vimos en el capítulo “Es un juego de apariencias” no todo es lo que parece, muchos de los conceptos de éxito que tenemos actualmente, los hemos absorbido de los medios de comunicación, las modas, las posturas falsas y los sentidos de superioridad, inferioridad y pertenencia. La gran mayoría de las personas que aparentan ser felices en los medios y en las redes sociales, solo están aparentando, detrás de esas máscaras y personajes, se encuentra un ser divino pero triste, vacío y con carencias.  Tendemos a buscar resultados en nuestra vida con el fin de alcanzar metas específicas, ¿Cuál es la meta? ¿Qué te gustaría lograr? ¿Por qué quisieras éxito? ¿Que supone o cuál es tu concepto de éxito? ¿Puedes crear un concepto propio sin tratar de copiar a nadie más?

La mayoría de las personas busca el éxito porque vive bajo la creencia que detrás del éxito se encuentra la felicidad, pero no es así, la felicidad es un estado interior natural, si llegas sin felicidad propia interna a comprarte un barco, por decir algo, seguirás sin ser feliz pero ahora con un barco que mantener. La búsqueda de la felicidad es la búsqueda humana más importante actualmente, más importante que la vida misma, y es triste que algo que deberíamos tener por derecho natural como parte de nuestra existencia tengamos que estarlo buscando allá afuera, dedicaremos un capítulo a la felicidad para ver esto más a fondo.

Éxito proviene del latín exĭtus que significa salida, partida, conclusión, resultado o muerte dependiendo el contexto, está definido según la real academia de la lengua española como: “Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.”  o “Buena aceptación que tiene alguien o algo.” Te invito a reescribir el significado de éxito leyenda, a que escribas tu propio significado, desde tu consciencia, algo que tenga un peso real, más sutil y menos crudo, que venga de ti, de tu naturaleza, de crear en totalidad, que sea importante para tu ser y que te permita disfrutar con más intensidad esta hermosa experiencia temporal de vida.

Cuando nuestra definición de éxito es genuinamente creada por nosotros es mucho más fácil de alcanzar, puedes reconocerlo fácilmente, te llena de gozo, no por qué el éxito lo provoque, sino porque ya llegaste a el pleno y feliz.

Capítulos

Páginas

author icon 06 4

ACERCA DEL AUTOR.

IMG 20200515 142600 681 scaled

Edy Bravo

Autor y escritor de novelas y libros de diversos géneros.

«Amo leer y escribir. Los libros que emanan de mi mente y de la punta de mis dedos, son las historias que personalmente me encantaría leer y espero que a los lectores también.»

Le tengo un cariño muy especial a «La Era de la Consciencia», fue mi primer libro y en él comparto con el mundo las creencias que me han ayudado a vivir una vida llena de armonía, abundancia, libertad y paz.

Edy Bravo

author icon 05 4

Otros Libros

kINDLE AZ PORTADA IMPERIUM

IMPERIUM #1 eL DESPERTAR

CORTEDELOSMILAGROS1

La Corte de los Milagros

La era de la consciencia

La Era de la Consciencia

LUC11

LUC

author icon 03 2

imperium – eL DESPERTAR

¡YA DISPONIBLE!

En este libro encontrarás una historia llena de emoción y acción que te llevará de principio a fin a través de un viaje por las calles de París y sus puntos icónicos, viviendo una trepidante aventura al lado de los protagonistas, antagonistas y sus nuevos amigos.

kINDLE AZ PORTADA IMPERIUM